Inicio Destacado Jóvenes provida detenidos tras agresiones de feministas son llevados a cárcel en...

Jóvenes provida detenidos tras agresiones de feministas son llevados a cárcel en México

231
0

Cinco jóvenes provida detenidos la noche del 8 de marzo, mientras defendían la Catedral Metropolitana de México de las agresiones de las violentas feministas, fueron trasladados a un reclusorio de la capital mexicana.

Los jóvenes fueron detenidos junto a un menor de edad, que fue liberado sin acusación formal el 9 de marzo. De acuerdo a un comunicado publicado por el Gobierno de Ciudad de México, se les acusó de agredir “a un grupo de manifestantes a las afueras de la Catedral Metropolitana”.

El 8 de marzo colectivos feministas convocaron a una multitudinaria manifestación en el centro de Ciudad de México. De acuerdo al Gobierno de Ciudad de México, sumaron cerca de 80 mil participantes.

El recorrido de la marcha feminista estuvo marcado por la destrucción de propiedad pública y privada, así como los daños a iglesias católicas, entre ellas la Catedral Metropolitana de México.

Inicialmente se les acusó de lesiones, portación de objetos con los cuales se puede causar daño a una persona, en este caso piedras y palos, y por perturbar la paz pública. Ya todos esos delitos ya se cayeron”, dijo.

Al no poder comprobar esos tres delitos, continuó, “les crearon un nuevo delito, que es el de discriminación a mujeres”.

El jurista mexicano descartó que se tratara de integrantes de un pequeño grupo de neonazis que se infiltró entre los provida reunidos para cuidar la Catedral de México durante la tarde del 8 de marzo.

“Los hechos que se le atribuyen a los ‘skinheads’ (N.d.R.: ‘cabezas rapadas’, como se conoce también a los neonazis), por lo que he visto, sucedieron durante la tarde. Pero a estos muchachos los detuvieron durante la noche, y ninguno tiene la cabeza rapada”, indicó.

El grupo de neonazis estuvo presente cuando llegó el primer grupo de violentas feministas a la Catedral, sobre las 4:00 p.m., pero desapareció poco después.

Rodríguez Solís indicó que la pena por el delito de discriminación a mujeres tiene una pena de “uno a tres años”, y explicó que “se les manda (al reclusorio) por procedimiento, porque quedan a disposición del juez de control”.

Este 11 de marzo, el Ministerio Público debe formalizar su acusación ante el juez de control. La defensa tendrá la oportunidad de responder el mismo día o en un plazo que puede ir hasta las 144 horas.

“Nosotros vamos a acudir a la duplicidad del plazo, de 144 horas, que nos permite juntar elementos de prueba para desvanecer esos delitos”, indicó, y precisó que por la poca pena que tiene el delito del que son acusados los jóvenes provida, podrán llevar el proceso en libertad.

“Comenzó la persecución”

Para Arturo Segovia, presidente del Consejo Veracruzano +Vida+Familia, la detención de los jóvenes provida es una señal de que “comenzó la persecución de los cristianos en México”.

Segovia criticó que las autoridades no detuvieron a las feministas “que destruyeron monumentos, agredieron templos y cometieron desorden en estos pasados días”.

En su lugar, dijo, “procesan penalmente, con este traslado al reclusorio, a esos jóvenes. La persecución ya se veía venir, no tan rápido pero es más que evidente”.

Para el Presidente del Consejo Veracruzano +Vida+Familia se trata de “un error de este gobierno federal”, que encabeza Andrés Manuel López Obrador, presidente de México. “Es un gobierno obcecado, y es un error porque la sociedad no necesita más polarización sino soluciones”, dijo.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí